Empresas

Pymes latinoamericanas son optimistas y buscan invertir en diversos aspectos

Calculator, pen and business document

Paso 1: Empezar desde arriba Un plan de desarrollo de liderazgo solo funcionará si los gerentes son receptivos y brindan apoyo. Sus ejecutivos actuales deben ser modelos a seguir porque moldearán a sus futuros líderes, por lo que el plan debe comenzar por ellos. Reúna a sus ejecutivos clave para que todos estén en la misma página sobre el estado actual de su organización. Defina los problemas de liderazgo existentes y comprométase a hacer un esfuerzo unificado para resolverlo. Paso 2: Definir la Visión Comience su plan de desarrollo de liderazgo con una visión que lo ayude a determinar las acciones necesarias a tomar. Esto será exclusivo de su organización, pero podría incluir conceptos tales como la creación de una sólida estrategia de liderazgo, garantizar que cada líder sea competente en ciertas áreas claves o iniciar una transición a un nuevo liderazgo. Piense en grande y apunte alto: su visión para el liderazgo tiene un impacto a largo plazo en la organización. Paso 3: Determine el impacto personal, práctico u organizacional Establecer metas y objetivos le ayudará a traducir la visión identificada en el Paso 2 a la realidad. Determine el nivel en el que desea desarrollar mejores habilidades de liderazgo, lo que le proporcionará claridad y le permitirá establecer objetivos realistas y alcanzables. Aquí hay una explicación del tipo de desarrollo de liderazgo que ocurre en cada nivel: Nivel personal: Para liderar con éxito a otros, un individuo primero debe liderarse a sí mismo. En este nivel, el plan de desarrollo debe centrarse en el trabajo en equipo, el manejo de conflictos, la administración del tiempo, la reducción del estrés, la responsabilidad personal y otras habilidades que son críticas para el liderazgo personal. Nivel práctico: El desarrollo en este nivel se enfoca en el rol de un líder de equipo, la comunicación efectiva del equipo, la identificación y resolución de las brechas de rendimiento y la creación de una cultura de responsabilidad. Nivel organizacional: Este tipo de desarrollo de liderazgo amplía la mentalidad y la capacidad para entregar resultados organizacionales. Los líderes desarrollan habilidades que involucran a los stakeholders, empoderar a otros a liderar, hacen la transición de la organización a través del cambio y muchas otras habilidades que ayudan a los objetivos generales de la empresa. Su plan de desarrollo de liderazgo probablemente abarcará múltiples niveles de liderazgo a medida que las personas avancen en la línea de liderazgo. Paso 4: Creación de un plan Tener un plan establecido con hitos y cronogramas le ayudará a mantenerse en buen camino. Recuerde que el desarrollo del liderazgo nunca termina, por lo que este debería ser un documento vivo que se actualice y mejore continuamente a medida que la organización madure. Es necesario crear una hoja de ruta que incluya una estrategia para comunicar el plan de desarrollo de liderazgo, programas de capacitación relevantes, puntos de referencia para medir el éxito, y un proceso para el desarrollo continuo del liderazgo. “Invertir en el desarrollo creativo del liderazgo en las empresas de América Latina es fundamental para el éxito en una economía competitiva y globalizada”, asegura el Dr. Wilson Araque, director del Observatorio de la Pequeña y Mediana Empresa de la Universidad Andina en Quito. “La cultura empresarial latina tradicional ha obstaculizado el desarrollo del liderazgo de alguna manera porque en las organizaciones los gerentes a menudo se enfocan estrechamente en una función específica dentro de una organización y no promueven, en muchos casos, la formación de equipos. Al involucrar a los colaboradores en el aprendizaje y el desarrollo del liderazgo, ayudará a crear una compañía más innovadora, dinámica y adaptable para el futuro”. Finalmente, al realizar la inversión en el personal, es importante tener en cuenta que se trata de un proceso a largo plazo y que la mayoría de la gente necesita práctica para convertirse en buenos líderes. Proporcionar a los empleados seleccionados la experiencia y las habilidades necesarias para tener éxito como líderes individuales permite que toda la empresa crezca y prospere en el futuro. Eso es tiempo y dinero bien invertidos. Fuente: eleconomistaamerica.co]]>