SIPLAFT

Published on junio 12th, 2020 | by ASOSEC

0

POR QUÉ IMPLEMENTAR UN PROGRAMA EMPRESARIAL DE CUMPLIMIENTO ANTICORRUPCIÓN

Se debe resaltar que el marco de la Ley Anti- soborno (Ley 1778 de 2016), se obliga a las empresas a elevar sus estándares en materia de Compliance, pues hay disposiciones en la Ley que permiten mitigar la sanción aquellas empresas que logren demostrar que tenían en funcionamiento un Programa de Cumplimiento en materia de prevención de la corrupción.

Derivado de lo anterior y conforme las tendencias nacionales e internacionales, actualmente los Programas de Cumplimiento se erigen como un eje vital en el portafolio de prácticas robustas en materia de lucha contra la corrupción. Si bien el diseño e implementación de estos programas no garantiza la eliminación de malas prácticas, es de público reconocimiento que las empresas que incorporan políticas y procedimientos anticorrupción de manera integrada en su gestión, son menos vulnerables a posibles actos de corrupción y se exponen menos a pérdidas derivadas del fraude ocupacional que incluye actos de corrupción.

De hecho, son empresas que de manera más efectiva pueden mitigar el riesgo de corrupción y contar con información necesaria para rendir cuentas de cara a los intereses de inversionistas, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil, reguladores y otros grupos de interés.

 

Un Programa Empresarial de Cumplimiento Anticorrupción debe implementarse, entre otras, por las siguientes razones:

 

1.      Mitigación de los riesgos de reputación, relacionados con corrupción y abusos corporativos.

 

En tal sentido, impactan tres (3) ejes claves en la gestión empresarial: (i) el Gobierno Corporativo; (ii) la Evaluación de Riesgos de Corrupción; (iii) el Diseño, Implementación y Monitoreo de un Programa de Cumplimiento.

 

  • El Gobierno Corporativo se refiere a la forma como las empresas organizan sus políticas y procedimientos, dirigen y son controladas para alcanzar sus objetivos, respetando en todo caso la Un sistema de Gobierno Corporativo sólido constituye un componente vital para superar las prácticas corruptas a las que se puede enfrentar la empresa en el desarrollo de su actividad económica.
  • La Evaluación de Riesgos de Corrupción dentro de una empresa, es un diagnóstico estratégico, relevante y determinante para la efectividad de un Programa de Cumplimiento.
  • En línea con lo anterior, el Diseño, Implementación y Monitoreo de un Programa de Cumplimiento Anticorrupción, brinda protección y blindaje a las empresas frente a riesgos de reputación por la transgresión de la ley y/o de las políticas y procedimientos corporativos, aportando a su estabilidad y sostenibilidad, particularmente a la de su buen nombre.

 

2.      Competitividad y atracción de la inversión

Fortalecer la capacidad institucional de las organizaciones públicas y privadas entendida esta como la posibilidad de cumplir con los objetivos para los cuales fueron creadas, disminuyéndose así la exposición a la ocurrencia de hechos de corrupción y aumentándose los índices de competitividad e inversión en el país.

3.      Cumplimiento y sostenibilidad

La sostenibilidad de la empresa es, esencialmente, un concepto económico referido al mantenimiento financiero del negocio en el largo y mediano plazo. Con el fin de mantener la rentabilidad económica de sus actividades productivas, es necesario que las compañías contemplen nuevos conceptos de riesgo asociados a la corrupción. Una empresa tiene la posibilidad de ganar un proyecto a través de la consecución de tres (3) factores, primero: con la “calidad” de sus productos y servicios; segundo: con un “precio” atractivo; y tercero: a través de un “soborno”. Si se basa en obtener proyectos por medio de sobornos, es probable que tenga problemas en la calidad de sus productos o precios inadecuados (excesivos).

4.      Cumplimiento y nuestra clientela

Cumplimiento generalmente representa un factor de “higiene”. Un factor que solamente traerá consecuencias en caso de no estar implementado. No obstante, puede manejarse en un sentido más estricto, como, por ejemplo, cuando se plantea como exigencia del Código de Conducta de Proveedores y el cumplimiento a las leyes. Lo cierto es que este tipo de Códigos puede ser auditado y en caso de advertirse potenciales eventos de corrupción y/o no contar con un Programa de Cumplimiento, ello supondrá su inclusión en las listas negras de proveedores.

5.      Cumplimiento como atenuante

Un Programa de Cumplimiento no asegura al 100% la no incidencia en un acto de corrupción, pero sin duda sí minimiza el riesgo de que ello suceda. El legislador en Colombia, consciente de estos avances normativos en otros Estados, ha querido recogerlos para su aplicación en el ámbito local, en el mes de febrero de 2016 se sancionó la ley de responsabilidad de las personas jurídicas por actos de soborno transnacional.

6.      Cumplimiento y las patologías de infección.

Haber tenido un caso o una tentativa de corrupción o fraude dentro de la empresa, es otra razón para implementar un Programa de Cumplimiento. En este caso, la implementación se da en dos (2) fases: en primera fase- debe desarrollarse un plan de acción inmediato que controle y mitigue efectivamente el problema suscitado. Después de un tiempo y en una segunda fase – se recomienda un año, este sistema de controles debe ser revisado y ajustado de ser necesario.

En últimas, puede afirmarse que la incorporación de un Programa de Ética y Cumplimiento junto con las anotaciones efectuadas, dentro de las organizaciones:

 

  • Supone un beneficio para la empresa y sus socios
  • Mantiene en alto los valores de la empresa
  • Protege a sus empleados y atrae a los mejores y a los más brillantes
  • Apoya la transparencia en determinado mercado
  • Estimula el crecimiento del negocio y la productividad de la Compañía
  • Mitiga el encarecimiento de los costos de producción en la Compañía
  • Evita la existencia de barreras que inhiben la competencia libre y justa
  • Desestimula la inestabilidad en los mercados
  • Es el detonante que incentiva la dinámica inversionista y
  • Debilita la posibilidad de pérdida de reputación que puede inclusive ocasionar el cierre y desaparición de la empresa o de sus marcas.

 

En ese contexto, el sector privado debe cumplir un rol de la mayor trascendencia en ese propósito nacional compartido. Debe poner en marcha mecanismos de prevención, detección y denuncia temprana de actos de corrupción, para contribuir a combatir ese flagelo. Dicho propósito conducirá a que se logre cumplir con objetivos aún más específicos, tales como:

 

  • Fomentar relaciones de confianza en la interacción empresas-Estado, empresas-sociedad.
  • Fomentar la cultura de la legalidad reforzando la cultura de cumplimiento en Colombia.
  • Aportar un factor adicional a la estrategia de competitividad para las empresas del país.
  • Contribuir al cumplimiento de los requisitos para el acceso a la OCDE.
  • Ampliar la visión empresarial en relación con la gestión de riesgos.

 

 

 

Fuente: CARLOS ALFONSO BOSHELL NORMAN


About the Author

Somos una Asociación que defiende y promueve el desarrollo del sector de la seguridad privada. Contamos con 31 empresas agremiadas que representan cerca de 30.000 empleados a nivel nacional.



Comments are closed.

Back to Top ↑
  • Subscripción

    Suscribirse al boletín de Noticias

    * Campo Obligatorio
    Al suscribirse, acepta nuestras politicas de tratamiento de datos
  • ASOCIADOS

  • Enlaces de Interés

  • Twitter

  • Facebook