SIPLAFT

Published on junio 10th, 2020 | by ASOSEC

0

MECANISMOS DE CONTABILIDAD PARA PREVENIR Y DETECTAR EL LAVADO DE ACTIVOS -AUDITORÍA FORENSE-

En los últimos tiempos, en el mundo han surgido grandes escándalos relacionados con el lavado de activos. Este delito es de alto impacto, pues no sólo tiene afectación en países desarrollados sino también en países en proceso de desarrollo. Por este motivo, los gobiernos de las diferentes naciones se preocupan cada vez más por la creación de nuevas leyes que prevengan, detecten y sancionen esta actividad ilícita y buscan generar en los ciudadanos conciencia para que informen a las autoridades cualquier circunstancia sospechosa.

En la actualidad, el lavado de activos no sólo hace referencia a las actividades relacionadas con el narcotráfico, sino que también proviene de actividades ilícitas como contrabando, extorsión, secuestro, tráfico de migrantes, trata de personas, enriquecimiento ilícito y tráfico de armas, entre otras. A su vez, las organizaciones criminales utilizan casas de cambio, bancos y entidades de depósito tanto públicas como privadas, compañías de seguro, corredores de valores, casinos, agentes inmobiliarios… para cometer el lavado de activos. Muchos organismos internacionales se encargan de la prevención, control y detección del lavado de activos.

A partir de estos datos, el interrogante que es cómo se pueden mejorar los mecanismos de contabilidad existentes para prevenir y detectar el lavado de activos en Colombia y demostrará que la Auditoría Forense es el mecanismo de contabilidad que mejor sirve para la prevención y detección del lavado de activos. Algunos pasos a tener en cuenta como son:

1.      LA AUDITORÍA FORENSE COMO ELEMENTO CONTABLE PARA LA PREVENCIÓN Y DETECCIÓN DE LAVADO DE ACTIVOS

Actualmente, el tema de lavado de dinero ocupa un primer lugar en el contexto mundial y las legislaciones se ajustan en todos los países para combatirlo; sin embargo, al analizar las estadísticas y las diferentes modalidades encontramos que, en el total de casos, la prueba contundente para demostrarlo siempre fue la contabilidad.

Cuando se presentan delitos económicos o financieros, la contabilidad se convierte en la principal herramienta de obtención de pruebas, ya que ella cuenta la historia financiera y económica de cualquier empresa. La auditoría forense tiene el carácter de auditoría especializada, cuyo objetivo es descubrir e informar sobre fraudes y delitos en operaciones públicas y privadas.

La contabilidad debe jugar un papel importante como medio de prueba y de recolección de evidencias. En la actualidad, el concepto de auditoría forense se fortalece y obliga a los profesionales de la Contaduría a desarrollar propuestas innovadoras, que ayuden al auditor forense a expresar su informe con alto grado de seguridad, de tal manera que sea un elemento de aporte valioso para prevenir y detectar el lavado de activos. La problemática del lavado de activos obliga a los entes económicos –ante todo, los más vulnerables a esta práctica– a desarrollar procedimientos y controles basados en los estándares internacionales de los organismos que estudian y generan pautas para prevenirlo y detectarlo.

Así como las auditorías tradicionales evalúan el cumplimiento de los procedimientos contables, administrativos, de gestión y la razonabilidad de las cifras de los estados financieros, en el lavado de activos, la auditoría forense debe ser una forma de prevenir y detectar este delito, al evaluar la gestión interna de la empresa en el cumplimiento de normas y procedimientos establecidos, y examinar el control interno en lo relacionado con la prevención y detección del lavado de activos.

2.  ANTECEDENTES DE LA AUDITORÍA FORENSE

La contabilidad existe desde hace mucho tiempo, pero la auditoría forense nació cuando se vinculó lo legal con las pruebas y registros contables. El primer documento legal escrito a este respecto fue el Código de Hammurabi (1760 a.C.). Históricamente, la auditoría forense tuvo su repunte a mediados de la década de 1930 cuando en Estados Unidos distintas organizaciones criminales, en la época de la prohibición del licor y el juego, ganaban millones de dólares con prácticas criminales.

Frente a estos hechos, la Justicia no podía usar ninguna prueba para incriminarlos; sin embargo, un contador en el Departamento de Impuestos, por medio de la Ley de Impuestos, se dedicó a buscar pruebas y encontró una gran cantidad de evidencias en las cuentas de los negocios del criminal Alphonse Gabriel Al Capone. De esta manera, los contadores y auditores forenses pudieron demostrar fraude en el pago de impuestos y así se desmanteló la organización.

En las décadas de 1970 y 1980, la auditoría forense fue utilizada como herramienta para suministrar pruebas a los fiscales. En la actualidad, el fraude, la corrupción, el narcotráfico y el terrorismo asociados al lavado de activos, justifican el papel de la auditoría forense como herramienta en el quehacer del contador. Por lo anterior, organismos internacionales y gobiernos han empleado la investigación de auditores forenses para conocer el origen de capitales y su destino con el fin de protegerse de los grupos criminales.

3.  DEFINICIÓN Y CARACTERÍSTICAS DE LA AUDITORÍA FORENSE

La auditoría forense es la rama de la auditoría que se orienta a participar en la investigación de ilícitos. La auditoría forense procede dentro del contexto de un conflicto real o de una acción legal con una pérdida financiera significativa, donde el auditor forense ofrece sus servicios basados en la aplicación del conocimiento relacionado con los dominios de lo contable (como información financiera, contabilidad, finanzas, auditoría y control) y del conocimiento relacionado con investigación financiera, cuantificación de pérdidas y ciertos aspectos de ley.

Teniendo en cuenta estas definiciones, el lavado de activos se considera un tipo de fraude difícil de probar. Por tal razón, la auditoría forense es de gran utilidad para buscar evidencias que sirvan de pruebas en contra de los grupos de delincuencia. Las pruebas son el elemento más importante en el proceso de acusación de lavadores de dinero, porque éstas serán presentadas ante el juez para comprobar el delito.

Las diferentes investigaciones sobre lavado de activos se realizan con el apoyo de fuentes de información como informantes, registros bancarios, información gubernamental, registros comerciales, bases de datos, artículos publicados, órdenes judiciales y análisis de información contable, entre otros. Como señala Miguel Antonio Cano, el auditor forense busca demostrar el origen ilícito de los recursos, con los cuales se generan diversas transacciones cuya intención está encaminada a:

  • Promover una actividad ilícita.
  • Ocultar la fuente del producto ilícito.
  • Evitar reportes y controles  de efectivo.

 

Cuando la auditoría forense recurre a la investigación financiera, busca información que abarca uno o más años del sospechoso para proceder a rastrear el origen de los fondos con los cuales se realizaron transacciones financieras, y determinar también la realidad de los ingresos. Cano señala que “en la investigación financiera se deben seguir todas las pistas que llevan hacia los activos, pasivos, fuentes de fondos del sospechoso, ingresos excesivos injustificados y hasta registros ocultos fuera de la contabilidad”. Por otra parte, se plantea que en una investigación de lavado de activos se busca comprobar la voluntad del acusado,2 además de tener que probarse el origen ilícito de los activos y el conocimiento sobre su origen ilegal, la cual incluye tres elementos que deben probarse sin que haya duda razonable:

  • Conocimiento: el sospechoso sabe que la comisión u omisión de un acto tiene una implicación legal.
  • Intención específica: el acto u omisión en particular fueron deliberados, voluntarios e intencionales.
  • Mala voluntad: hubo una violación intencional de una obligación legal conocido.

 

4.  ÁMBITOS DE APLICACIÓN DE LA AUDITORÍA FORENSE

Con respecto al campo de acción de la auditoría forense, se plantea que el auditor forense va más allá de la evidencia de auditoría y de la seguridad razonable, para centrarse en el hecho ilícito y en la mala fe de las personas, de ahí la diferencia con la auditoría tradicional. Por tal motivo, sus ámbitos de acción son especializados, al igual que sus objetivos, por ejemplo:

  • La cuantificación de pérdida financiera:      aporta las pruebas necesarias para ser utilizadas en los tribunales en cada caso.
  • Disputas entre accionistas o compañeros.
  • Incumplimientos de contratos.
  • Demandas de lesiones personales.
  • Irregularidades e infracciones.
  • Demandas de seguros.
  • Disputas matrimoniales, separaciones, divorcios.
  • Herencia.
  • Investigación financiera: determina los móviles, los culpables y aporta las pruebas para el juzgamiento de los involucrados en:

 

– Falsificación. – Lavado de dinero. – Otros actos ilegales.

5. ASPECTOS PARA TENER EN CUENTA EN LA AUDITORÍA FORENSE

Para la elaboración de una auditoría forense se deben tener en cuenta aspectos como: Registros:

  • Contabilidad manual
  • Soportes contables
  • Información encriptada
  • Archivos sistematizados
  • Otro.

 

Se debe evaluar la probabilidad de ocurrencia de:

  • Llevar doble
  • Utilizar prestanombres (testaferros).
  • Duplicar los estados financieros.
  • Hacer partidas falsas, alteraciones o
  • Abrir cuentas bancarias con nombres
  • Omitir la presentación de declaraciones tributarias y realizar evasión
  • Declarar cantidades diferentes en las ventas o en las
  • Hacer partidas por préstamos falsos en los
  • Manejar grandes sumas de dinero.
  • Preparar facturas
  • Aumento inexplicable y considerable de la riqueza de un momento a
  • Omitir
  • Encubrimiento de
  • Personas y entidades
  • Subvaloración o sobrevaloración de los activos

 

La importancia de ver en la auditoría forense el elemento alternativo para mejorar los mecanismos de contabilidad existentes, ya que ésta debe ir enfocada no sólo a detectar sino también a prevenir. En la mayoría de las situaciones, la auditoría forense se aplica cuando el fenómeno ya ha ocurrido y entra a convertirse en una medida de detección, pero se considera vital conocer bajo qué medidas se da el fenómeno para prevenirlo y evitar que el mismo vuelva a ocurrir. En ese orden de ideas, la auditoría forense debería ser un elemento proactivo y no reactivo. Para el desarrollo de la Auditoría Forense se establecen tres pasos principales a seguir:

  • Entendimiento del
  • Identificación y análisis de las cuentas de mayor
  • Emitir informe

 

A continuación, se desarrollarán cada uno de esos pasos, los cuales son de gran importancia para prevenir y detectar el lavado de activos:

Entendimiento del negocio El auditor forense debe tener un conocimiento claro sobre la industria, actividad y organización del cliente, y obtener un conocimiento suficiente de los factores operativos y organizacionales que afecten la actividad económica del cliente, para llevar a cabo el trabajo con efectividad.

 

Identificación y análisis de las cuentas de mayor riesgo La lectura de los diversos textos consultados para la elaboración del presente trabajo, permitió determinar que las cuentas contables de mayor riesgo para el lavado de activos.

  • Ingresos Esta cuenta se afecta con el registro de ingresos originados en actividades ilícitas para mostrarlos como ingresos operacionales, al elaborar facturas por ventas de productos inexistentes o por prestación de servicios que no se han En las compañías que realizan ventas de contado, en las que no es obligatorio expedir factura sino un documento equivalente es posible registrar ingresos como ventas de contado sin que éstas tengan un soporte en la enajenación de inventarios.
  • Cuentas por cobrar Es el registro obligatorio, cuando se han elaborado facturas irregulares y a la que se hizo referencia en el párrafo de
  • Inversiones En el lavado de activos existe la práctica de constituir depósitos a término fijo u otro tipo de inversión líquida, en países de donde se derivan ingresos ilícitos y con éstos garantizar préstamos bancarios que posteriormente no se pagan, lo que obliga a la entidad bancaria a utilizar la garantía
  • Inventarios Por medio de esta cuenta es posible registrar inventarios cuyo costo en el exterior, en alto porcentaje, ha sido pagado con dineros ilícitos y que entran al país sub- facturados. Esto permite pagar aranceles bajos y lavar dinero por medio de su
  • Propiedad, planta y equipo En el país, resulta muy fácil y se puede afirmar que es una práctica corriente que la escritura de compra de activos fijos no se diligencie por el valor exacto de la transacción. En la compra de bienes inmuebles se lavan grandes sumas de dinero, toda vez que, en algunos casos, el valor de escrituración es inmensamente inferior al valor comercial o que realmente se cancela por la transacción. Contablemente, esta cuenta contiene valores muy por debajo de los costos históricos reales de adquisición.
  • Obligaciones Consiste en obtener créditos con bancos y hacer prepagos con dineros ilícitos o contabilizar créditos ficticios para justificar movimientos de efectivo en el momento de su pago.

Emitir informe la objetividad es crucial para un contador forense que actúa como un testigo especialista. El contador forense debe evitar la toma de una posición parcial o irracional. Mientras la conclusión esté libre de prejuicios, el testigo especialista puede aplicar las estrategias no obstante al testificar para asegurar que la conclusión se entiende y no ser á refutada durante los exámenes. Después de realizar toda la investigación el auditor forense debe estar en la capacidad de generar un informe oral y/o escrito, el cual va a servir como prueba ante alguna disputa legal o como documento soporte para la toma de decisiones por parte de la administración de la entidad. Durante todo el proceso y para esta parte, el auditor debe ser totalmente independiente y neutro en su criterio, siempre debe respetar a cabalidad el principio de confidencialidad. Al expresar el concepto, el informe del auditor forense debe:

  • Proporcionar toda la información     necesaria para entender los orígenes de la investigación.
  • Mostrar toda la evidencia obtenida, incluyendo documentos y fuentes de información.
  • Revelar todos los hechos pertinentes.
  • Especificar todos los hallazgos obtenidos durante la realización de la auditoría.
  • Describir los acercamientos tomados y los métodos aplicados.
  • Considerar y explicar todos los factores importantes    para    poder    emitir    la conclusión.
  • Especificar el período en que se recolectó la evidencia.
  • Comunicar todos los problemas encontrados después del desarrollo del proceso.
  • Identificar el nombre del contador que realiza la auditoría forense.
  • Especificar las restricciones en     el uso del informe y las limitaciones de la conclusión.

 

Para concluir, la problemática del lavado de activos obliga a los entes económicos –ante todo a los más vulnerables a esta práctica– a desarrollar procedimientos y controles basados en los estándares internacionales originados por los organismos que estudian y generan pautas para prevenirlo y detectarlo. Así como las auditorías tradicionales evalúan el cumplimiento de los procedimientos contables, administrativos, de gestión y la razonabilidad de las cifras de los estados financieros, es necesario que, en el lavado de activos, la auditoría forense sea una forma de prevenir y detectar el delito, al evaluar la gestión interna de la empresa en el cumplimiento de normas y procedimientos establecidos, y examinar el control interno en lo relacionado con la prevención y detección del lavado de activos.

La auditoría forense es el elemento alternativo para mejorar los mecanismos de contabilidad existentes, ya que ésta debe ir enfocada no sólo a detectar sino también a prevenir. En la mayoría de las situaciones, la auditoría forense se aplica cuando el fenómeno ya ha ocurrido y entra a convertirse en una medida de detección, pero se considera vital conocer bajo qué medidas se da el fenómeno para prevenirlo y evitar que el mismo vuelva a ocurrir. En ese orden de ideas, la auditoría forense debería ser un elemento proactivo y no reactivo.

La Auditoría Forense es un elemento alternativo para mejorar los mecanismos contables existentes para prevenir y detectar el lavado de activos en Colombia, y que las empresas colombianas deberían hacer uso de esta auditoría no sólo cuando el fenómeno ya haya ocurrido, sino antes de que ocurra para que realmente se convierta en una medida de prevención y no sólo de detección.

 

 

 

Fuente: CARLOS A BOSHELL NORMAN


About the Author

Somos una Asociación que defiende y promueve el desarrollo del sector de la seguridad privada. Contamos con 31 empresas agremiadas que representan cerca de 30.000 empleados a nivel nacional.



Comments are closed.

Back to Top ↑
  • Subscripción

    Suscribirse al boletín de Noticias

    * Campo Obligatorio
    Al suscribirse, acepta nuestras politicas de tratamiento de datos
  • ASOCIADOS

  • Enlaces de Interés

  • Twitter

  • Facebook