General

Published on febrero 26th, 2020 | by ASOSEC

0

¿Qué es la Inteligencia de fuente abierta?

¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA DE FUENTE ABIERTA?

Cuando    una    organización    tiene    la necesidad  de  adelantar  investigaciones como son las de confiabilidad, internas de control   y   corporativas,   la   información formal es vital, como también lo es la NO FORMAL. Cuando se plantea la explicación de la diferencia entre datos propios, pagados,  y  públicos  cuando  hablamos  de  inteligencia  en  la  empresa.  Hacemos referencia a la inteligencia de fuente abierta (a menudo referida por su acrónimo inglés OSINT, Open Source Intelligence), que entra en acción cuando trabajamos con datos públicos y datos pagados. La mayor parte de la información disponible en Internet es públicamente accesible, de ahí que las metodologías para el procesado eficiente de toda esta información jueguen un rol determinante a la hora de optimizar los recursos destinados a trabajar con esta información con el objetivo de elaborar nuevo conocimiento.

 

¿QUÉ ES (Y QUÉ NO ES) LA INTELIGENCIA DE FUENTE ABIERTA?

La inteligencia de fuente abierta es la inteligencia que elabora nuevo conocimiento a partir de fuentes públicamente accesibles. A este efecto, se consideran abiertas fuentes  de  información  tan  diferentes  como  la  web,  una  revista,  o  cualquier  un repositorio  de  información  (ya  sea  público  o  privado). Lo  definitorio  es  que  para acceder a ellas no necesitamos recurrir a técnicas de subterfugio.

 

INTELIGENCIA? ¿FUENTE ABIERTA? UNA ACLARACIÓN

Hay que reconocer que el nombre induce claramente a error. Por una parte, cuando hablamos  de inteligencia (entendiendo  inteligencia  tal  y  como  la  entendemos en servicios  de  inteligencia),  nos  estamos  refiriendo  a  estructuras  pequeñas, compuestas  por  grupos  de analistas  especializados que  monitorizan  y  extraen datos relevantes desde fuentes diversas de información públicamente accesibles. Hay inteligencia, pero no hay agentes secretos. Por otra parte, el término fuente abierta puede hacernos pensar en software libre. Aunque el software de código abierto  no  necesariamente  es  software  libre,  ambos  términos  se  confunden frecuentemente y al ser ya conocidos por todos, la confusión está servida cuando hablamos de inteligencia de fuente abierta. La inteligencia de fuente abierta no es abierta   en   el   sentido   de   código   abierto,  sino   que   hablamos  de   la   pública accesibilidad de los datos. En OSINT no se recurre a subterfugios, ni «espionaje», ni consiste en acceder a información privilegiada en reuniones a puerta cerrada.

 

Muy  al  contrario,  el  objetivo  es  exprimir  al  máximo  la información  disponible públicamente, y ello incluye cosas tan diversas como información web, revistas especializadas del ámbito que estamos monitorizando (generalmente no serán ni gratuitas  ni  mucho  menos  libres),  todo  tipo  de  bibliografía  gris  (informes, white papers, libros blancos, …), o repositorios tanto privados como públicos (esto incluye también los registros administrativos públicos oficiales).

 

¿PARA QUÉ SIRVE LA OSINT?

El  principal  objetivo  de  la inteligencia  de  fuente  abierta es  reducir  el  tiempo  de investigación (y en paralelo el coste) de temas concretos, construir líneas de tiempo con  aplicación  en  auditorías  (líneas  de  tiempo  hacia  atrás,  cómo sucedieron las cosas)  y  como   análisis  prospectivo   (hacia  adelante,  cómo   está previsto que sucedan), realizar análisis de redes, y junto a todos estos procesos el análisis nos ha de permitir detectar nuevas fuentes de información, e incorporarlas a nuestro catálogo para garantizar que el sistema sigue operando en el futuro de forma fiable.

Aunque los primeros en alabar las virtudes de la inteligencia de fuente abierta y adoptarla   como   método   fueron   los   analistas   especializados   en   relaciones internacionales y conflictos armados, actualmente sus aplicaciones van muchísimo más allá de este ámbito. De hecho, en la mayoría de ocasiones la usaremos para resolver problemas de interés para cualquier empresa: estudios de inteligencia de mercado, inteligencia   competitiva,   análisis   sectoriales   o   cartografía   de   redes y establecimiento   de   mapas   de   relaciones entre stakeholders de   un   ámbito concreto.

CARACTERÍSTICAS DEL OSINT

Con base en la historia podemos dilucidar una serie de características del OSINT, que nos permiten conocer sus puntos fuertes y sus puntos débiles, y a partir de ahí elaborar nuestras reflexiones.

  • Eficiente. Desde el punto de vista de la inversión de recursos y el equilibrio que mantienen  con  el  tiempo  y  los  beneficios generados, el  OSINT es  la forma  de  inteligencia  que  permite  obtener  más  con  menos  y  en  el  menor plazo.
  • Rápido. Antes de internet, y aún más después, el acceso a la información abierta permite efectuar de la forma más ágil el ciclo de inteligencia.
  • Intermediado. Cuando se  hace  OSINT  se  pesca  en  el  mar  de  datos  e información   que   otros   han   generado,   de   tal   forma   que   las   fuentes normalmente han pasado por al menos un intermediario, cuando no varios.
  • Dependiente. La existencia de intermediarios también indica la presencia de dos extremos:  una  fuente  y  un  receptor,  que  respectivamente  generan  y sufren    una    dependencia,    asimismo    tienden    a    existir    numerosos intermediarios  en  la   forma   de  editores,  periodistas,  usuarios,  medios, etcétera.
  • Accesible. El reducido costo económico de los medios que permiten a los individuos llenar  el  mar  de  información,  es  el  mismo  coste  reducido  que permite a los buscadores de información hacer OSINT, así pues, cualquier individuo u organización pequeña o grande, rica o pobre, puede hacer uso de esta forma de inteligencia con un mayor o menor grado de éxito, – pero casi siempre de éxito.

Ahora bien, como siempre ha ocurrido, lo accesible y lo público, y lo secreto y  lo  sensible  tienden  a  resistir,  así  pues,  no  es  de  esperar  que  lo  más comprometido  y  sensible  pueda  ser  siempre averiguado  de  la  forma  más óptima mediante el OSINT.

 

  • Voluminoso. El mar  de  información  siempre  ha  sido  grande,  pero  con  la llegada  de  una  red  global  en  la  que  cualquier individuo  es  una  fuente  de información  el  volumen  total  se  ha  disparado hasta  convertir a  la  fase  de procesamiento, y no a la de obtención, en el mayor reto.

 

Las características anteriormente mencionadas nos permiten a su vez determinar cuáles son los pilares más débiles del OSINT, y por tanto los más susceptibles de convertirse en fuentes de engaños u errores.

Está claro que se puede hacer OSINT, en poco tiempo, con pocos recursos y con un voluminoso acceso a distintas fuentes, si bien es cierto que no todas las materias están igual de bien cubiertas por las fuentes abiertas.

Por el contrario, existe una fortísima relación de dependencia entre el adquirente de la información, el suministrador y los medios o personas intermediarias, lo que a su vez se origina por el facilísimo acceso, que da lugar a la aparición de una gran cantidad de fuentes abiertas.

Por  tanto,  un  concepto  clave  es  el  V-OSINT  u  OSINT  verificado  anteriormente comentado, ya que la cantidad de fuentes no es proporcional a la posibilidad de comprobar  su  veracidad,  y  en  realidad,  cualquiera  puede  verter  informaciones viciadas,  de  ahí  la  necesidad  de  seguir  un  buen  proceso  de  verificación  de  las fuentes fiables, y de la aplicación del pensamiento crítico en el análisis.

 

CONCLUSIONES

➢ La inteligencia de fuente abierta no es «inteligencia» al estilo burocrático, ni al estilo agente secreto. Y tampoco es de fuente abierta en el sentido en que el software es de código abierto.

➢ La inteligencia de fuente abierta se entiende como metodologías de análisis de   cantidades   masivas   de   información   con   el   objetivo   de   obtener conocimiento   que   puede   ser   aplicado   a   los procesos   de   toma   de decisiones  estratégicas propios  de  la  empresa  (inversión,  detección  de oportunidades, nuevos proyectos, internacionalización).

➢ El OSINT, es relativamente barato, accesible y rápido, lo que le hace cómodo y susceptible de ser usado para extraer numerosa información, pero también para hacer lo contrario, para lo que en general es “engañar”, y es que verter información falsa es muy fácil, aunque como todo, dependiendo de a quien se  pretenda  confundir  hace  falta  dedicar  mayor  o  menos  esfuerzo  en  un engaño elaborado.

➢ Pero en cualquier caso sabemos que los servicios de inteligencia acuden a ciertas fuentes con una alta probabilidad, y también sabemos que en muchos casos no pueden corroborar su origen, y en su lugar todo se basa en una especie de confianza generada a lo largo del tiempo. Como en este mar de información y desinformación es tan fácil caer en el error, y como los mejores analistas y organizaciones buscarán fuentes fiables.

 

Fuentes: Steele, Robert (2018), Intelligence at a Cross Roads To Be Or Not To Be, American Herald Tribune, notas 7 y 57. (Consultado en 2019).

Healy, Mark (2018), T-34 Tank: Owner’s Workshop Manual, Haynes, pp. 123.

 

Compartido por:

Carlos Alfonso Boshell Norman


About the Author

Somos una Asociación que defiende y promueve el desarrollo del sector de la seguridad privada. Contamos con 31 empresas agremiadas que representan cerca de 30.000 empleados a nivel nacional.



Comments are closed.

Back to Top ↑
  • Subscripción

    Suscribirse al boletín de Noticias

    * Campo Obligatorio
    Al suscribirse, acepta nuestras politicas de tratamiento de datos
  • ASOCIADOS

  • Enlaces de Interés

  • Twitter

  • Facebook