General

Published on marzo 13th, 2020 | by ASOSEC

0

¿DÓNDE TIENEN LUGAR EL LAVADO DE ACTIVOS Y EL FINANCIAMIENTO DEL TERRORISMO?

El lavado de activos y el financiamiento del terrorismo pueden ocurrir, y de hecho ocurren,  en  cualquier  país  del  mundo,  especialmente  en  aquéllos  con  sistemas financieros  complejos.  Los  países  que  tienen  infraestructuras  ALD  y  LFT  poco rigurosas,  ineficaces  o  corruptas  también  son  blancos  apropiados  para  tales actividades. Ningún país está exento. Dado que se puede abusar de las operaciones internacionales complejas para facilitar el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo,  las  distintas  etapas  de  estas  actividades  tienen  lugar  dentro  de  una multitud de países diferentes. Por ejemplo, las etapas de colocación, cubrimiento e integración  pueden  ocurrir  cada  una  en  tres países  diferentes.   Una  o  todas  las etapas pueden estar alejadas de la escena original del delito.

 

Métodos y tipologías

El dinero puede ser blanqueado de diversas maneras, que varían desde pequeños depósitos de dinero en efectivo en cuentas corrientes bancarias (para transferirlos posteriormente) hasta la compra y reventa de artículos de lujo, como automóviles, antigüedades y joyas.

Los fondos ilícitos también pueden transferirse a través de una serie de operaciones financieras  internacionales  complejas.  Los  blanqueadores  de  dinero  son  muy creativos: cuando los supervisores detectan un método, los delincuentes no tardan en  encontrar  otro.  Las  diversas  técnicas  utilizadas  para  blanquear  el  dinero  o financiar el terrorismo son, por lo general, denominadas métodos o tipologías. Los términos “métodos y tipologías” se utilizan de manera intercambiable, sin ninguna distinción entre los dos.

 

En  un  momento  dado,  es  imposible  describir  con  exactitud  el  universo  de  los diversos  métodos  que  usan  los  delincuentes  para  el  lavado  de  activos  y  el financiamiento del terrorismo. Además, es probable que sus métodos difieran de un país a otro, debido a la cantidad de características y factores propios de cada país, incluidos su economía, la complejidad de los mercados financieros, el régimen ALD, los esfuerzos por hacer cumplir la ley y la cooperación internacional. Más aún, los métodos  están  cambiando  constantemente.  Sin  embargo,  varios  organismos internacionales  han  elaborado  documentos  de  referencia  excelentes  sobre  los métodos  y  técnicas  de  lavado  de  activos.    El  GAFI  ha  incluido  materiales  de referencia  sobre  los  métodos  en  sus  informes anuales  y  en  el  informe  anual  de tipologías.  Los  grupos  regionales  estilo  GAFI  también  proporcionan  información

 

sobre  las  diferentes  tipologías  observadas  en  sus  regiones.  Además,  el  Grupo Egmont  ha  preparado  una  compilación  de  cien  casos  depurados  sobre  la  lucha contra el lavado de activos a partir de sus unidades de inteligencia financiera.

 

El lavado de activos afecta el desarrollo

Las empresas criminales y las operaciones de financiamiento del terrorismo tienen éxito en gran medida, hasta el punto de conseguir encubrir el origen o fuente de sus fondos y blanquear las ganancias transfiriéndolas a través de sistemas financieros nacionales e internacionales. La ausencia de un régimen de anti lavado de dinero o la existencia de uno poco riguroso o corrupto en un país específico permite a los delincuentes  y  a  aquéllos  que  financian  el  terrorismo  operar  utilizando  sus ganancias financieras para ampliar sus propósitos delictivos y promover actividades ilegales, como la corrupción, el narcotráfico, el tráfico ilícito y la explotación de seres humanos, el tráfico de armas, el contrabando y el terrorismo.

Aunque el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo pueden ocurrir en cualquier   país,   tienen,   en   particular,   consecuencias   económicas   y   sociales significativas para los países en desarrollo, debido a que esos mercados tienden a ser  pequeños  y,  por  lo  tanto,  con  mayor  propensión  a  ser  perturbados  por  las influencias  delictivas  o  terroristas.  El  lavado  de  dinero  y  el  financiamiento  del terrorismo también tienen importantes consecuencias económicas y sociales para los países que cuentan con sistemas financieros frágiles, ya que éstos son muy susceptibles  a  ser  perturbados  por  tales  influencias.  A  la  larga,  la  economía,  la sociedad y la seguridad de los países utilizados como plataformas para el lavado de dinero están todas en peligro.

 

Sin embargo, es difícil establecer la magnitud de estas consecuencias negativas, debido  a  que  dichas  repercusiones  no  pueden  cuantificarse  con precisión, ni  en forma general para la comunidad internacional ni de manera específica para un país en particular. De otro lado, un marco eficaz de anti lavado de dinero (ALD) y lucha contra el financiamiento del terrorismo (LFT) tiene beneficios importantes para un país, tanto en el plano nacional como internacional. Estas ventajas incluyen niveles más bajos de delincuencia y corrupción, una mayor estabilidad de las instituciones y  mercados  financieros,  un  efecto  positivo  en  el  desarrollo  económico  y  en  la reputación dentro de la comunidad internacional, técnicas mejoradas de gestión de riesgos  para  las  instituciones  financieras  del  país,  y  una  mayor  integridad  del mercado.

 

Consecuencias negativas para los países en desarrollo

Aumento de la delincuencia y la corrupción El éxito del lavado de dinero propicia que  las  actividades  delictivas  sean  rentables,  por  lo  tanto,  recompensa  a  los delincuentes. Por lo mismo, mientras un país sea considerado como refugio para el lavado  de  dinero,  es  probable  que  atraiga  a  los  delincuentes  y  promueva  la corrupción. Los refugios para el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo tienen:

 

  • Un régimen ALD/LFT débil;
  • Algunos o muchos tipos de instituciones financieras que no están cubiertas por el marco ALD/LFT;
  • Una aplicación del régimen ALD/LFT limitada, débil o selectiva;
  • Penas ineficaces, que  comprenden  medidas  de  confiscación  de  difícil aplicación; y
  • Un número restringido de delitos tipificados como lavado de dinero.

 

Si el lavado de dinero prevalece en un país, genera más delincuencia y corrupción. También aumenta el uso del soborno en instancias críticas, para que las gestiones de lavado de dinero tengan éxito, como: • empleados y gestores de las instituciones financieras, • abogados y contadores, • asambleas legislativas,

 

Las ventajas de un marco ALD/LFT eficaz

  1. Luchar contra la delincuencia y la corrupción. Un marco institucional sólido ALD/LFT, que comprende una amplia gama de delitos subyacentes de lavado de dinero ayuda a combatir la delincuencia y la corrupción en general. La tipificación penal del lavado de dinero proporciona otro medio para procesar a los delincuentes, tanto a aquéllos  que  cometen  actos  delictivos subyacentes, como  a  los  que  los ayudan a través del lavado de fondos obtenidos ilegalmente. Del mismo modo, un marco ALD/LFT que incluye el soborno como delito subyacente y se pone en vigor eficazmente  ofrece  menos  oportunidades  a  los  criminales  para  que  sobornen  o corrompan a los funcionarios públicos. Un régimen ALD/LFT eficiente es un freno en sí mismo para las actividades delictivas. Dicho régimen hace más difícil que los delincuentes  se  beneficien  de  sus  actos.  En  este  sentido,  la  incautación  y  el decomiso de las ganancias obtenidas del lavado de dinero son cruciales para el éxito  de  cualquier  programa  ALD.  El  decomiso  de  las  ganancias  obtenidas  del lavado de dinero elimina por completo estas utilidades, reduciendo, de este modo, el incentivo para cometer actos delictivos. Es obvio, por lo tanto, que mientras más amplio sea el alcance de los delitos subyacentes al lavado de dinero, mayor será el beneficio potencial.

 

  1. Mejorar la  estabilidad  de  las  instituciones  financierasLa  confianza  del público en las instituciones financieras y, por tanto, su estabilidad, es realzada por prácticas   bancarias   seguras   que   reducen   los   riesgos   financieros   de   sus operaciones.  Estos  riesgos  incluyen  la  posibilidad  de  que  los  individuos  o  las instituciones  financieras  sufran  una  pérdida  como  consecuencia  de  un  fraude ocasionado   directamente   por   actividades   delictivas,   controles   internos   poco rigurosos o violaciones de leyes y reglamentos. La identificación del cliente y los procedimientos  de  debida  diligencia,  también  conocidos  como  estándares  de “Conozca a su cliente” (CSC) forman parte de un régimen ALD/LFT eficaz.

Estos estándares no sólo son compatibles con el funcionamiento seguro de los bancos y otros   tipos   de   instituciones   financieras,   sino   que   también   lo   mejoran.   Los procedimientos   adecuados   de   identificación   del   cliente   y   determinación   del usufructuario proporcionan una debida diligencia específica para las cuentas de alto riesgo y permiten que haya una verificación para detectar actividades sospechosas. Dichos  controles  internos  prudenciales  son  consistentes  con  el  funcionamiento seguro de una institución financiera. El lavado de dinero tiene un efecto negativo directo sobre el crecimiento económico, al desviar los recursos a actividades menos productivas.  Los  fondos  ilegales  que  han  sido  blanqueados  siguen  un  camino diferente a través de la economía del que siguen los fondos legales. En lugar de ser colocados  en  canales  productivos  que  luego  propicien  nuevas  inversiones,  los fondos blanqueados, por lo general, son colocados en inversiones “estériles” para conservar su valor o hacer que sean transferibles más fácilmente.

 

Estas   inversiones   comprenden   los   bienes   raíces,   el   arte,   las   joyas,   las antigüedades, o los bienes de consumo de alto valor, como los automóviles de lujo. Dichas  inversiones  no  generan  una  mayor  productividad  para  la  economía  en sentido amplio. Lo que es peor, las organizaciones criminales pueden transformar empresas productivas en inversiones estériles, al gestionarlas con el fin primordial de  lavar  las  ganancias  ilícitas,  en  lugar  de  como  empresas  rentables.  Dichas empresas  no  responden  a  la  demanda  del  cliente  o  a  otros  usos  legítimos  y productivos del capital. El hecho de tener los recursos de un país dedicados a las inversiones  estériles,  a  diferencia  de  las  inversiones  que  conllevan  otros  fines productivos, reduce la productividad de la economía en su conjunto.

Los regímenes sólidos ALD/LFT son un freno para la participación de la delincuencia en  la  economía.  Esto  permite  que  las  inversiones  tengan  fines  productivos  que responden a las necesidades del cliente y ayuda a la productividad de la economía en su conjunto.

 

Fuente: Guía de  referencia  para el  anti lavado  de activos y la  lucha contra  el financiamiento del terrorismo. Banco Mundial


About the Author

Somos una Asociación que defiende y promueve el desarrollo del sector de la seguridad privada. Contamos con 31 empresas agremiadas que representan cerca de 30.000 empleados a nivel nacional.



Comments are closed.

Back to Top ↑
  • Subscripción

    Suscribirse al boletín de Noticias

    * Campo Obligatorio
    Al suscribirse, acepta nuestras politicas de tratamiento de datos
  • ASOCIADOS

  • Enlaces de Interés

  • Twitter

  • Facebook