Tecnología

Published on junio 25th, 2019 | by Asosec

0

El 5G. Una revolución y un reto para la seguridad

El término 5G hace referencia a la red móvil de quinta generación.

Presenta una nueva tecnología mejorada del actual 4G/LTE, principalmente en sus aspectos de velocidad, latencia y conectividad. La Unión Internacional de Telecomunicaciones ha fijado la velocidad de la red 5G en un estándar de hasta 10Gbps, velocidad superior a la fibra óptica. En definitiva, el 5G es la nueva generación de datos móviles que, inicialmente, aporta numerosas ventajas al usuario que iremos evaluando con su implantación.

El 5G ha sido diseñado para ser más seguro que las redes móviles anteriores, tanto durante la transición del 4G, como después de que el 5G esté completamente implementado. Sus operadores prometen unas comunicaciones mejores en su entorno, más eficaces gestiones y controles más efectivos, comenzando con un despliegue limitado de 5G en 2020, donde podremos ver que los servicios estarán disponibles en muchos países del mundo.

Lo cierto es que parece queya estamos en los primeros días de la revolución 5G”, según señala Andy Purdy, CSO de Huawei, añadiendo que “Tenemos mucho trabajo por hacer en la tarea interminable de mantener nuestros datos, nuestra privacidad y nuestros servicios seguros, disponibles y libres de daños. Los malos actores siempre tratarán de explotar las vulnerabilidades para sus propias ventajas”.

Pero hablemos de seguridad, porque el riesgo y las vulnerabilidades, también parece que son reales. Así, Bruselas ha decidido no impulsar la tecnología 5G al considerarla de mayor contaminación electromagnética, sin embargo, el 5G es ya un comienzo de realidad imparable, al menos en ciudades españolas como Barcelona, Málaga, Madrid y Sevilla.

Más allá de todo esto, hay que decir que la tecnología inalámbrica ha provocado un gran cambio en nuestras vidas, lo que hace pensar que la llegada del 5G causará también, más de una gran transformación, una revolución en muchos aspectos, debido a las grandes velocidades de conexión y, sobre todo, a la baja latencia, especialmente para sus aplicaciones en la seguridad.

Ventajas y oportunidades

Ya hemos empezado a escuchar tambores sobre la salida al mercado de la tecnología 5G la revolución que va a suponer en todos los ámbitos de la vida de las personas y la gestión.

Una de las grandes ventajas que, sin duda, va a tener el 5G es la velocidad en las transmisiones de datos, por lo que podremos descargarnos archivos de una manera mucho más eficiente a como lo hacemos en la actualidad. Esta ventaja tendrá una gran influencia en la “nube”, ya que, al poder disfrutar de una mayor velocidad, podremos acceder a archivos, programas y aplicaciones remotas de una forma totalmente inmediata y sin esperas.

El 5G. Una revolución y un reto para la seguridad, por Manuel Sánchez Gómez-Merelo

Esto también supondrá un gran beneficio para las empresas o entidades encargadas de la monitorización de la seguridad, las tareas domésticas o incluso las actividades comerciales y de logística automatizada, además de para otras organizaciones como las de atención sanitaria remota o las empresas de servicios al cliente o de soporte tecnológico.

Con el 5G no solo se conseguirán conexiones más rápidas, sino también mejores. El 5G mejorará la calidad de la conexión haciendo que cada antena pueda dar servicio a más terminales simultáneamente con tecnología MIMO (Multiple-Input Multiple-Output), sino, como hemos dicho, también mejorará la reducción de latencia, y esto es importante de cara a la mejora de resultados en control y gestión, logística, más allá de las conocidas experiencias en juegos online, videoconferencias, etc.

Podremos navegar a velocidades estándar hasta 20 veces más rápido que en la actualidad. Con el 5G podremos conectarnos a las cosas que nos rodean, lo que supone un salto enorme en la capacidad de los teléfonos móviles. Esta ventaja permitirá también multitud de conexiones sin pérdida de cobertura.

Otras ventajas del 5G menos conocidas y que potenciarán el Internet de las cosas (IoT)serán: en los comandos de voz, la conducción autónoma, el reconocimiento facial, Ia interpretación de los comportamientos no verbales, la robotización, la gestión y control de sistemas en ciudades inteligentes, el procesamiento inteligente de imágenes, etc.

Grandes ventajas del 5G que cambiarán nuestra vida, sin probable vuelta atrás. Se abre la carrera para su implantación y, tanto los británicos, como Corea del Sur y Estados Unidos, ya disponen de ella desde hace varios meses.

Algo más sobre sus ventajas

  • Velocidad

La velocidad del 5G promete ser muy superior a la red móvil 4G y 100 veces superior a los sistemas inalámbricos actuales; podremos descargar películas en nuestro móvil en menos de tres segundos, algo que supone una revolución total en el conocido Internet de las cosas: mantener conectado todo a tu teléfono (las instalaciones del hogar, los servicios sanitarios, automóviles, máquinas, electrodomésticos, etc.).

Prometen que la tecnología 5G será rápida, móvil y segura. Velocidad y latencia también favorecen una mejor conectividad desde más lugares, así como la conexión de múltiples dispositivos simultáneamente.

  • Conectividad

Tanto la gran velocidad como la disminución drástica de la latencia se traducirán en un mayor número de dispositivos conectados simultáneos a la red, los cuales en tiempo real se intercambiarán información los unos con los otros.

Esta nueva forma de navegación facilitará el camino a tecnologías emergentes como la realidad virtual o los coches sin conductor. Asimismo, permitirá ver vídeos 3D, trabajar desde la nube, descargar archivos en total tiempo real o hacer videollamadas sin interferencias, entre otras de las acciones rutinarias en las que notaremos las mejoras.

Esto, favorecerá al IoT o Internet de las cosas, que hace referencia a objetos cotidianos que además de tener conexión a Internet tienen algún tipo de inteligencia y, por lo tanto, se utilizarán para optimización del tiempo y mejorar nuestra eficacia y calidad de vida Además, de que también se producirá un incremento de los dispositivos o sensores que tenemos conectados en nuestro hogar como las iluminación, la seguridad, los electrodomésticos o la organización de las tareas domésticas.

En definitiva, el 5G servirá para conectar tanto a las personas como a las entidades y empresas, las cuales deberán aprovechar esta tecnología tanto para adaptarse a lo que demanda la sociedad y el mercado, como para mejorar en su gestión interna e innovar.

  • Nuevos servicios de seguridad

La tecnología 5G podrá dar especial soporte a nivel de ciudades, edificios y hogares inteligentes. La seguridad va a ser uno de los campos que más se beneficiará de ella con nuevos servicios inteligentes y de valor añadido en sistema de alarma y control, el reconocimiento facial, Ia interpretación de los comportamientos no verbales, la gestión de sistemas con procesamiento inteligente de imágenes, etc. todo ello hará de los locales u hogares un nuevo lugar protegido y controlado desde una Central Receptora de Alarmas (CRA) o desde una simple App, desde cualquier lugar y en cualquier momento, según los casos y circunstancias.

También se podrá conectar vehículos autónomos y permitir nuevas aplicaciones de realidad virtual y aumentada. Las conexiones a gran velocidad harán posibles operaciones a distancia y otras funciones en telemedicina y telecontrol.

El 5G. Una revolución y un reto para la seguridad, por Manuel Sánchez Gómez-Merelo

En cuanto a la obligada ciberseguridad en el 5G, ya se han propuesto varias medidas de protección para esta nueva tecnología, como introducir unos sensores en los teléfonos 5G que, en caso de ser robados y que alguien pretenda extraer la memoria, desactiven el dispositivo o se autodestruya el contenido de la memoria. También se propone que el tráfico en Internet esté encriptado desde el dispositivo hasta el núcleo de la red con un complejo cifrado de datos para más seguridad.

Sin embargo, por muchas medidas de seguridad que se aplique, siempre existe el peligro de que el 5G sea atacado y vulnerado. Los usuarios corren el riesgo, por ejemplo, de descargar aplicaciones falsas que pueden acceder a sus datos personales o bancarios, favoreciendo acciones fraudulentas.

Por eso, por muy transformadora y revolucionaria que sea la nueva tecnología 5G, nunca debemos dejar de extremar las precauciones y, sobre todo, en su utilización habitual.

Con todo ello estamos construyendo las redes del futuro y el 5G marcará el comienzo de la era de la inteligencia artificial. Sus conexiones serán más seguras que la infraestructura 4G actual, aun así, son muchos los desafíos a los que se enfrentan las empresas por cumplir los estándares reconocidos para garantizar la seguridad de esta red.

Esta quinta generación de comunicaciones inalámbricas, junto con el Internet de las cosas, promete transformar y hasta revolucionar el cómo vivimos y cómo operan las empresas y los gobiernos.

Los operadores están trabajando para fortalecer su capacidad de prevenir, detectar y mitigar la inevitable actividad cibernética maliciosa dentro de los múltiples nuevos servicios que también transformarán la industria donde la protección de datos y los mecanismos de control y seguridad son imprescindibles.

Así, ya hemos podido asistir al primer simulacro de emergencias ciudadana realizado en el Puerto de Valencia recientemente, donde, mediante el 5G se ha dispuesto de la información en directo y en tiempo real para la gestión de la emergencia y la seguridad mediante videovigilancia y reconocimiento facial, control de los sistemas, etc. La utilización de la tecnología 5G para la prestación de servicios de comunicaciones críticas de banda ancha a los operativos de emergencias y seguridad, así como en su aplicación a otros ámbitos como el sanitario, atención a la dependencia o gestión medioambiental presenta igualmente importantes ventajas.

No olvidemos los riesgos y amenazas que todo avance comporta

No todo iba a ser ventajas y cosas buenas. También se habla, y mucho, de los riesgos que traerá consigo esta nueva tecnología 5G.

En Estados Unidos se pide a sus empresas que no utilicen tecnología de telecomunicaciones china, indicando que puede suponer un peligro para la seguridad. Es sabido que hace años que piensan que el gobierno chino usa los dispositivos Huawei para espiar.

También existe el debate, al igual que en otras tecnologías actuales como la Inteligencia artificial o el Big Data, sobre la protección de los datos personales y la intimidad de los individuos. Sobre todo, tras la aprobación del RGPD europeo.

Por otro lado, estas redes de alta velocidad presentan también importantes riesgos, amenazas y vulnerabilidades de ciberseguridad. La agencia de ciberseguridad de la UE ya ha advertido que no existen suficientes garantías de que las nuevas redes sean seguras. Al ser mayor la cantidad de usuarios conectados también existirá un mayor riesgo de ataques informáticos.

Por ello, las empresas de telecomunicaciones deben aplicar soluciones de seguridad más fuertes sobre esta nueva tecnología a fin de evitar ciberataques más complejos.

No obstante, asegura también Andy Purdy, CSO de Huawei que “Los beneficios del 5G superan con creces los riesgos” y ha añadido que “Es críticamente importante que el sector privado, en colaboración con el gobierno, fortalezca los esfuerzos para definir e implementar un marco de seguridad para 5G e IoT que aproveche estándares y mejores prácticas reconocidos internacionalmente”.

Por otro lado, el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, ha advertido recientemente que, con la llegada de la tecnología 5G, la seguridad «va a sufrir aún más» por lo que es preciso estar preparados para ser capaces de aprovechar la revolución y generar confianza, y ha animado a permanecer alerta ante los riesgos y oportunidades que brinda la revolución tecnológica para saber beneficiarse de ella.

Igualmente, ha subrayado también que la velocidad y sofisticación de los cambios tecnológicos provocan una gran inseguridad y «ruptura de la confianza, especialmente en lo que vemos, percibimos y nos dicen es cierto

Sanz Roldán ha añadido también que se está produciendo una revolución tecnológica radical y enormemente rápida y que el CNI debe estar y estará en el centro de esa revolución «Estamos bien situados, tenemos la infraestructura adecuada y un sistema de gobernanza (de la ciberseguridad) humilde, pero que está funcionando», ha animado Sanz Roldán, confiado en que militares, civiles, expertos y empresarios sepan aprovechar la oportunidad de «sentarse a pensar y a trabajar juntos».


About the Author

Asociación Colombiana de Seguridad



Comments are closed.

Back to Top ↑
  • Subscripción

    Manténgase informado con las últimas noticias del gremio
    E-Mail *
    Nombre *
    Al suscribirse, usted acepta nuestras políticas de privacidad y tratamiento de la información
  • Facebook

  • Enlaces de Interés

  • ASOCIADOS

  • Twitter