General

Published on marzo 19th, 2019 | by Asosec

0

Análisis: Atentado terrorista contra dos mezquitas en Nueva Zelanda

Cada vez que se produce un atentado terrorista con un alto impacto en la sociedad, el Equipo Docente de LISA Institute realiza un análisis pormenorizado de los hechos clave, del autor o autores del atentado, de por qué se ha escogido esa fecha, objetivo y modus operandi, así como una descripción de las medidas de seguridad que se han implantado durante y después del ataque.
¿Con qué objetivo? Facilitar información veraz y contrastada y explicarla de forma ágil y clara para mejorar la cultura de seguridad de la sociedad, haciéndola más resiliente y capaz de gestionar riesgos y amenazas tan graves como las del terrorismo.

HECHOS CLAVE DEL ATENTADO TERRORISTA
1. Alrededor de la 13:40 (hora local en Canterbury, Nueva Zelanda) del viernes 15 de marzo de 2019, se recibían los primeros avisos que alertaban que un hombre armado estaba disparando a personas congregadas en dos mezquitas a la hora del rezo.
2. Se contabilizaron 100 víctimas: 50 mortales y 50 heridas, dos de ellas graves, lo que supone el incidente con más víctimas mortales en Nueva Zelanda desde 1943 (II Guerra Mundial).
3. El autor del atentado terrorista es Brenton Harrison Tarrant de 28 años y nacionalidad australiana. El atacante se auto-define como etnonacionalista y neo-fascista.
4. El autor realizó una retransmisión en directo del atentado vía Facebook, mediante una cámara que llevaba en la cabeza.
5. Nueve minutos antes del ataque, el autor envió un manifiesto por email a 30 destinatarios, incluyendo la Primera ministra de Nueva Zelanda, publicándolo también en Twitter y 8chan. En el manifiesto reconoce que estuvo planificando el ataque durante 2 años y que la motivación del ataque es de “venganza contra los musulmanes”.

¿QUÉ HA OCURRIDO EN EL ATENTADO?
Un hombre fuertemente armado con rifles de asalto se aproximó en vehículo a una Mezquita (Al Noor Mosque) en la localidad neozelandesa de Christchurch, entrando en la mezquita durante el momento del rezo y matando e hiriendo de gravedad a decenas de personas. En el momento del ataque había entre 300 y 500 personas
en las mezquitas.
Tras acercarse a su vehículo a por más armas y munición, continuó disparando a personas alrededor de la mezquita. Posteriormente, condujo 6,5 km dirección al Centro islámico de Linwood, disparando y matando a más personas por el camino hasta que huyó y fue interceptado por la Policía.
Varios supervivientes del atentado terrorista minutos después de que llegase la policía.
Gran parte del ataque fue retransmitido en directo vía Facebook Live, en donde se aprecia durante 17 minutos toda la secuencia, armamento utilizado, motivación ideológica y modus operandi del atacante.
Mientras conducía, el atacante reproducía canciones simbólicas como una marcha militar británica llamada “la marcha de los granaderos británicos” y una canción nacionalista serbia llamada “Serbia Strong” acerca de la guerra de Bosnia (1992-1995) conmemorando a Radovan Karadzic, sentenciado culpable de genocidio contra los musulmanes bosnios.
Tras matar a su primera víctima fuera de la mezquita, accedió a la misma, y durante seis minutos disparó a decenas de fieles congregados en una de las salas. Uno de los fieles, de nacionalidad pakistaní, intentó desarmar al atacante sin éxito, siendo disparado y posteriormente falleciendo en el hospital.
Posteriormente, tras conducir por la avenida Bealey y disparar a varias personas que se iba encontrando por el camino, llegó al Centro islámico de Linwood y disparó a varias personas que se encontró en los alrededores. Uno de los fieles allí presentes, trató de distraerle gritándole y llamando su atención para evitar que accediese a la mezquita, consiguiendo que el atacante se retirase por unos momentos a su vehículo. El atacante continuó disparando desde su vehículo hasta que le trataron de atacar varios fieles y se alejó del lugar con su vehículo.
Policía neozelandés en búsqueda y captura del terrorista antes de ser detenido.
La Policía local lo detuvo a los 36 minutos de que se iniciase el ataque tras una persecución en la que los agentes consiguieron que su vehículo se accidentase. Posteriormente, la policía encontró y desactivó dos artefactos explosivos improvisados en su vehículo.

¿QUÉ SABEMOS DEL ATACANTE?
En un primer momento las autoridades creyeron que había varios ataques ejecutándose de forma simultánea y llegó a detenerse a varias personas que se creía que tenían relación con el atentado. A posteriori se confirmó que Brenton
Harrison Tarrant, actuó solo.
El autor del ataque en un fragmento del vídeo retransmitido en directo.
El autor es un australiano de 28 años ideológicamente afín a la extrema derecha
violenta. En las armas y cargadores utilizados durante el ataque escribió nombres, lemas y eventos históricos como guerras y batallas entre musulmanes y cristianos, así como víctimas de atentados terroristas yihadistas y nombres de neofascistas famosos.

En los años previos antes del ataque trabajó como entrenador personal en Australia y viajó por Asia y Europa. Se obsesionó con los atentados terroristas yihadistas de 2016 y 2017, planeó el ataque con dos años de antelación y escogió atacar estas dos mezquitas tres meses antes del atentado.
El autor del ataque a dos mezquitas en Nueva Zelanda, en una imagen que se grabó él mismo.

¿QUIÉNES FUERON LAS VÍCTIMAS DEL ATAQUE?
El atacante mató a 50 personas, 42 de ellas en la mezquita de Al Noor, 7 en el  Centro islámico de Linwood y una que acabó muriendo en el hospital. El rango de edad de las víctimas oscila entre los 2 y los 71 años de edad. De entre las víctimas mortales estaba un famoso jugador nacional de fútbol sala.
Más allá de los fallecidos, consiguió herir a 50 personas más, dos de ellas con carácter grave.
En el momento del ataque, en ambos centros religiosos se congregaban entre 300 y 500 personas, la mayoría de ellas de origen o segundas generaciones de personas de Afghanistán, Bangladesh, India, Jordania, Pakistan o Arabia
Saudí.
Naeem Rashid (izquierda) en el momento que trata de detener al autor del atentado (derecha).
El Primer Ministro de Pakistán, Imran Khan, anunció que el pakistaní fallecido Naeem Rashid será homenajeado póstumamente por su valentía al abalanzarse sobre el atacante para tratar detenerlo.

¿QUÉ SABEMOS SOBRE EL MÓVIL DEL ATENTADO?
Lo cierto es que en Nueva Zelanda son atípicos los tiroteos, el último fue en 1992 en una matanza que se cobró la vida de 13 personas en la ciudad de Aramoana,
también en la Isla Sur. Tras este ataque, el país restringió la legislación para tener acceso a armas semiautomáticas aunque cualquier persona mayor de 16 años puede solicitar una licencia para tener acceso a un arma tras superar un curso sobre seguridad.
En el manifiesto que publicó minutos antes del ataque especificó con más detalle su ideología. El título del manifiesto fue “El Gran Remplazo”, en referencia a la teoría conspiratoria de extrema derecha que defiende que las élites y autoridades europeas están remplazando a la población caucásica cristiana europea de forma sistemática por inmigrantes árabes de oriente medio, del norte de áfrica y del áfrica subsahariana.

A lo largo del manifiesto utiliza expresiones xenófobas, etno-nacionalistas y un discurso de odio contra los inmigrantes, animando a eliminar a todos los inmigrantes de Europa con una retórica supremacista blanca.
El autor justifica el ataque como “venganza contra los 1300 años en los que el Islam ha traído guerra y devastación contra occidente y otras poblaciones del mundo”.
Asimismo, alega apoyar a Donald Trump como “símbolo para renovar la identidad blanca” aunque no le reconoce como su líder.
El autor del ataque, siendo acusado de asesinato durante su comparecencia en el Tribunal de Distrito de Christchurch.
A continuación, aunque niega ser un nazi, cita a varios líderes fascistas y terroristas de extrema derecha como Anders Behring Breivik. El autor del ataque y del manifiesto anima a matar al alcalde de Londres, Sadiq Khan, a la canciller alemana Angela Merkely al presidente de Turquía, Tayyip Erdogan.

Por último, añade, que el punto de inflexión que le hizo planificar el atentado fue la  muerte de una niña de 11 años en 2017 durante el atentado terrorista yihadista que se llevó a cabo mediante un camión en Estocolmo.

Como parte de las conclusiones del último Índice Global del Terrorismo (GTI, en inglés), el estudio más completo sobre las tendencias terroristas a nivel mundial (del que puedes encontrar un resumen en este artículo), estamos asistiendo a un aumento en la amenaza del terrorismo de extrema derecha en los países occidentales, a consecuencia del crecimiento de movimientos xenófobos, islamófobos y el nacionalismo blanco.

En el período de 2013 a 2017 se produjeron 66 muertes y 127 ataques causados en Europa occidental y Norteamérica por parte de grupos violentos de extrema derecha.

¿QUÉ MEDIDAS DE SEGURIDAD SE HAN IMPLANTADO DURANTE Y DESPUÉS DEL ATENTADO?

1. La Policía “bloqueó” el centro de la ciudad con el objetivo de controlar el movimiento de personas y vehículos hasta confirmar si el atacante actuó solo. Esta medida fue levantada horas más tarde del suceso.

2. La Policía de Nueva Zelanda se desplazó a las principales mezquitas de la región para protegerlas, pidiendo que se cerraran hasta nuevo aviso.

3. Se desplazaron 20 ambulancias a ambas mezquitas para atender y trasladar a los heridos a los hospitales más cercanos, siendo activado el Plan ante múltiples heridos.

4. La Policía tardó 36 minutos en localizar y detener al terrorista, recibiendo críticas por haber tardado “tanto tiempo” por parte de ciudadanos y algunos medios de comunicación. El atacante no estuvo más de 8 minutos en el
mismo punto, lo que dificultó su localización e interceptación a lo largo de toda el área metropolitana.

5. Por primera vez en la historia de Nueva Zelanda, la alerta antiterrorista fue elevada a “Alta”.

6. Las autoridades solicitaron activamente evitar la divulgación del vídeo delatentado terrorista retransmitido en directo vía Facebook Live. Tanto medios de comunicación como las principales redes sociales han eliminado el vídeo de sus plataformas.

7. Un neozelandés de 22 años de edad será juzgado en los próximos días acusado de distribuir el vídeo del ataque en redes sociales.

8. Facebook, Youtube, Reddit y Twitter confirmaron que estaban trabajando diligentemente para borrar el vídeo de sus plataformas y cualquier otro mensaje que diese soporte al ataque. Facebook confirmó que el día después del ataque, consiguió bloquear 1.5 millones de intentos de subir el vídeo a su red social.

9. Proveedores de Internet neozelandeses bloquearon el acceso a los portales que albergan el vídeo como 8chan.

10. El aeropuerto de Christchurch canceló los vuelos durante varias horas para evitar una posible huida de los posibles terroristas y por motivos de seguridad.

11. De forma preventiva, las escuelas de la región cerraron sus puertas con los estudiantes y profesorado en su interior.

12. Varios eventos políticos, universitarios y deportivos previstos para días posteriores fueron cancelados por  motivos de seguridad y en solidaridad con las víctimas del atentado.

13. Un portal de donaciones online comenzó a recaudar fondos en soporte a las víctimas y a sus familias, llegando a recibir 6,1 millones de dólares.

14. La Primera Ministra neozelandesa se comprometió a cambiar la legislación sobre las armas dificultando su acceso, acción que ya fue promovida sin éxito en 2005, 2012 y 2017. El Fiscal General neozelandés confirmó que prohibirían la venta y uso de armas semiautomáticas.


About the Author

Asociación Colombiana de Seguridad



Comments are closed.

Back to Top ↑
  • Subscripción

    Manténgase informado con las últimas noticias del gremio
    E-Mail *
    Nombre *
    Al suscribirse, usted acepta nuestras políticas de privacidad y tratamiento de la información
  • Facebook

  • Enlaces de Interés

  • ASOCIADOS

  • Twitter