banner_asociados2


Empresas

Published on Julio 8th, 2016 | by Asosec

0

10 puntos clave que tuvieron en cuenta las pymes que han triunfado en la convergencia

El proceso de empalme de los marcos normativos bajo Estándares Internacionales y las normas locales ha requerido de un importante esfuerzo de los preparadores de información en la organización; si su pyme aún no está al día, conocer estos 10 puntos le será de mucha utilidad.
El 2016 es el primer año en el cual la totalidad de las empresas colombianas están en aplicación plena de su correspondiente nuevo marco normativo de información financiera bajo Estándares Internacionales. De acuerdo con el cronograma de convergencia, el proceso va en una fase significativamente avanzada; sin embargo muchas de las empresas colombianas, sobre todo las pymes, aún están en las primeras etapas del proceso.

“Debió evaluarse la necesidad de llevar anexos separados bajo Estándares Internacionales y PCGA para inventarios y propiedades, planta y equipo, según el volumen de estos activos en su entidad”
El secreto de las pymes que triunfaron en el proceso de convergencia a Estándares Internacionales se basa fundamentalmente en que estas elaboraron su estado de situación financiera de apertura –ESFA– a conciencia, teniendo en cuenta los siguientes 10 puntos:

  1. El año en el cual se elaboró el ESFA, 2015 para el caso de las pymes, es un período de transición. En este período la contabilidad oficial siguió siendo bajo normas locales (Decreto 2649 de 1993 para comerciantes), y la contabilidad bajo Estándares Internacionales se elaboró para configurar el primer año comparativo.
  2. Durante ese período de transición la entidad debió tener clara su información financiera bajo normas locales y Estándares Internacionales, ya sea que haya utilizado un software multilibros o un sistema de registro de diferencias.
  3. Es necesario e inclusive recomendable que cada entidad haya elaborado un “Manual de diferencias entre normas locales” (Decretos 2649 y 2650 de 1993) y Estándares Internacionales; este es un documento propio de la entidad, adaptado a las características individuales y a las políticas contables bajo normas locales –PCGA– y Estándares Internacionales.
  4. Durante el año de transición fue muy útil elaborar conciliaciones periódicas entre la información bajo Estándares Internacionales y PCGA; esto ayudó seguramente a los encargados de la información financiera a familiarizarse con dos tipos de información preparados bajo normas contables diferentes.
  5. Debió evaluarse la necesidad de llevar anexos separados bajo Estándares Internacionales y PCGA para inventarios y propiedades, planta y equipo, según el volumen de estos activos en su entidad.
  6. Se debió haber aprovechado el año de transición (1 de enero del 2015 hasta 31 de diciembre del 2015) para ajustar sus procedimientos propios a los Estándares Internacionales.
  7. No debió dejar para último momento el procesamiento de la información bajo Estándares Internacionales del año de transición (1 de enero del 2015 hasta 31 de diciembre del 2015), puesto que debió ser traumático hacer todo este trabajo en diciembre del 2015.
  8. Debió tener en cuenta que el año siguiente (2016) es el de aplicación plena, en el cual la contabilidad oficial debe estar bajo Estándares Internacionales, y la contabilidad bajo PCGA pasa a ser complementaria, solo para efectos fiscales.
  9. Al corte del 31 de diciembre del 2015 se debieron elaborar todos los estados financieros bajo Estándares Internacionales: estado de situación financiera, estado de resultado integral, estado de cambios en el patrimonio, estado de flujos de efectivo y notas a los estados financieros. Recuerde que las pymes pueden reemplazar el estado de resultados integrales y el estado de cambios en el patrimonio por un único estado de resultados y ganancias acumuladas, si cumple con lo establecido en el párrafo 3.18 del Estándar Internacional para Pymes.
  10. Finalmente, estas entidades entendieron la importancia de la costumbre de escribir y documentar ampliamente sus transacciones. El punto clave final para el éxito en la convergencia será contar con una lista de chequeo de las revelaciones requeridas por los Estándares Internacionales que son aplicables a su entidad, para que no lo tomen por sorpresa.

Si su pyme aún no se ha puesto al día en la implementación de los Estándares Internacionales, este es el momento más oportuno para regresar a la información contable del período de transición y chequear uno a uno el cumplimiento de los 10 puntos aquí mencionados.

Fuente: Actualicese


About the Author

Asociación Colombiana de Seguridad



Comments are closed.

Back to Top ↑
  • SUBSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN

  • Facebook

  • Enlaces de Interés

  • ASOCIADOS

  • Twitter