banner_asociados2


Colombia

Published on Julio 10th, 2015 | by Asosec

0

10 condenas inverosímiles por delitos menores en Colombia

¿Por qué paga más años de cárcel un ciudadano que se roba una bicicleta que el hacker Andrés Sepúlveda, que infiltró los diálogos entre el Gobierno y las Farc en La Habana, u Orlando Parada, quien se apropió de más de 400 millones de pesos en el carrusel de la contratación en Bogotá? Es una pregunta que se hacen muy a menudo los colombianos.
Expertos en materia penal indican que son muchas variables las que determinan que estos casos se sigan presentando. Una de ellas es que, en el sistema penal colombiano, el hurto es a veces castigado con más rigor que otros delitos.
“Las comunidades sienten más directamente el agravio que le hurten algún objeto a que le contaminen el ambiente, que en en la salud hayan fenómenos de corrupción, o que se roben los dineros públicos. La ley en relación con el hurto siempre es más dura. Aquí en Colombia la propiedad es más importante que cualquier cosa. Tradicionalmente si usted compara las lesiones contra la propiedad con las lesiones a la vida o integridad personal, la propiedad tiene mucho valor. Es una deformación cultural que le damos a la propiedad más valor que a otra cosa, por ejemplo que la honra, el honor, la libertad, hasta la vida misma”, afirma el abogado y docente Hernando León Londoño.
El jurista agregó que para los que hacen la ley, las más grandes infamias se entienden casi como cosas insignificantes y las pequeñas se castigan severamente. Por esto pasa que en Colombia estafas como la del carrusel de la contratación, Interbolsa, etc, terminan siendo “una bagatela frente a un hurto de un buñuelo o una gallina a la mitad de la noche”.
El experto en materia penal aseguró que otro aspecto que incide en el desarrollo jurídico de estos casos es la capacidad de defensa que tienen los poderosos, en comparación las personas con menor capacidad económica, que muchas veces solo pueden aceptar defensores públicos.
“La capacidad económica para la defensa también define que una persona pueda encarar un proceso a fondo. Entonces también con relación a la defensa hay una desigualdad manifiesta. Las personas con poder económico y político generalmente designan personas que le ejercen su derecho de defensa integral, tiene abogados calificados que lo representan, en contraste con personas cuyos medios económicos no les permiten representaciones o les toca con funcionarios de la Defensoría, que aceptan rápidamente irse a una sentencia anticipada y que atienden 500 procesos al mismo tiempo”, sostuvo el jurista.
Por otro lado, indicó que existen jueces que se sienten presionados por poderes que pueden incidir en su cargos o poner en riesgo sus vidas. “Los jueces rinden la venia a los grandes poderes, sienten temores que sean capaces de incidir en su permanencia o estabilidad, o poderes tenebrosos que ponen en riesgo la vida y la seguridad. Eso son variables que inciden en una descisión. Por otro lado, las leyes se negocian entre poderes (la ley de Justicia y Paz, el marco jurídico por la paz, los fueros). Los que tienen el poder definen las condiciones de la ley para tener trato privilegiado”, argumenta el jurista.
En esta materia, asegura que el Gobierno deberá revisar a fondo el Código Penal con el fin de evitar esta clase casos.
1. Diez años de cárcel por hurtar una bicicleta
Julio de 2015
A diez años de cárcel fue condenado un hombre de 20 años de edad por robar una bicicleta y un celular en el barrio Kennedy de Pereira. El hecho ocurrió el 3 de julio de 2014, cuando les robó esos elementos a dos jóvenes luego de intimidarlos.
2. Ocho años de prisión por portar un revólver
Junio de 2015
Un juzgado de conocimiento de Bogotá sentenció a ocho años de prisión a un hombre de 25 años, por portar un revólver calibre 38 largo, sin el respectivo permiso de las autoridades. El condenado fue recluido en la cárcel Modelo de Bogotá.
3. Seis años de cárcel por darle un golpe a su novia
Abril 2015
Un juez de Bogotá condenó a un hombre a seis años de cárcel en la cárcel La Modelo de Bogotá, por el delito de violencia intrafamiliar. El sujeto, luego de una discusión, le propinó un golpe a su novia en la cara, el 10 de marzo de 2013.
4. Cinco años por robarle a su hermana una tableta
Abril de 2015
Una condena de cinco años de prisión deberá cumplir un joven de 24 años de edad, luego de que un juzgado de Anserma, Caldas, lo encontrara culpable de robar a su hermana menor una tableta digital. Por esto fue recluido en la cárcel para varones de Anserma.
5. Cuatro años de cárcel por robarse un cubo de caldo de gallina
Cuatro años tuvo que pagar en la cárcel de Villahermosa un hombre que se robó un cubo de caldo de gallina de uno de los supermercados de La 14 en la ciudad de Cali. El hombre alcanzó a salir y a revolver uno de los cubos hurtados, pero no alcanzó a degustar la preparación antes de ser detenido por las autoridades. En su caso aplicaban los antecedentes: había salido de la cárcel un año antes por hurto agravado y había sido señalado de porte ilegal de armas y violencia intrafamiliar.
6. Cuatro años en la cárcel por robarse un rin
Septiembre de 2012
Un hombre paga cuatro años y medio en prisión luego de que un juez de conocimiento de Bogotá lo hallara culpable del delito de hurto agravado. John Alexánder Aguirre Palma irá a la cárcel por robarse el rin de un Wolkswagen. El elemnto valía 24.000 pesos. El hombre tenía antecedentes por conductas similares y el juez, al tener en cuenta esto, dictaminó que deberá estar 54 meses encerrado.
7. Tres años de cárcel por por pagar con un billete falso
Agosto de 2011
Un hombre fue condenado a tres años de cárcel en el año 2011 por un juez de Bogotá, por el delito de tráfico de moneda falsa. El hombre presentó en una tienda en Bogotá un billete de 50.000 pesos para pagar varias libras de papa. Como hacia una semana el tendero había recibido otro billete falso llamó a la Policía, que capturó al sujeto.
8. Tres años de cárcel por robarse un queso
Noviembre de 2010
Un hombre de 36 años de edad pagó tres años de cárcel por robarse un queso avaluado en 30.000 pesos en un supermercado de la ciudad de Cali. Tras las citaciones a juzgados, el hombre confesó que robó el queso para alimentar a su familia, ya que no tenía dinero para comprarlo, porque estaba desempleado.
9. Siete meses de cárcel por robar tres desodorantes
Octubre de 2009
Dos mujeres fueron condenadas por un juez de Bogotá a siete meses de cárcel por robarse tres desodorantes en un almacén de cadena.
10. Nueve meses de prisión por hurtar cuatro cuadernos
Agosto de 2008
Un hombre y una mujer fueron condenados a nueves meses de prisión por el robo de cuatro cuadernos de una papelería en el sector de Ciudad Bolívar, sur de Bogotá. La mujer escondió bajo su ropa los cuadernos y fue sorprendida por el dueño del establecimiento. El esposo de la mujer lo amenazó y huyeron. Pero luego fueron capturados por la Policía.

Fuente: Elcolombiano


About the Author

Asociación Colombiana de Seguridad



Comments are closed.

Back to Top ↑
  • SUBSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN

  • Facebook

  • Enlaces de Interés

  • ASOCIADOS

  • Twitter