banner_asociados2


Economía

Published on Enero 6th, 2015 | by Asosec

0

¿Cómo controlar gastos para llegar a fin de mes?

Lograr que los ingresos alcancen en esos últimos días es para muchos una verdadera proeza.
En general, los ingresos que recibe una persona son estables. Un empleado, por ejemplo, recibe cada quince o cada treinta días su sueldo. Por el contrario, los gastos varían cada mes, lo que hace que a veces nos sobre dinero y en otros casos nos toque recurrir a nuestros ahorros o pedir dinero prestado para cubrir el faltante.

Lo importante es ajustar el presupuesto y para esto hay que tener en cuenta dos opciones: aumento de ingresos y reducción de gastos.

Aumentar los ingresos posiblemente está fuera de su alcance, ya que tendría que solicitar un aumento o cambiar de empleo, aspectos que no dependen de usted y que dejan solamente la opción de reducir gastos.

Reducir gastos

No es fácil reducir los gastos, sobre todo cuando se considera que todo lo que gasta es indispensable para su vida, pero recuerde que si la situación financiera no es la mejor, así que tiene que priorizar.

Es indispensable que piense en lo siguiente:

– ¿Cuáles son sus gastos fijos y obligatorios?
– ¿Cuáles son necesarios pero variables?
– ¿Cuáles son gastos discrecionales?

Gastos fijos y obligatorios

Son todas las obligaciones financieras adquiridas como la hipoteca, el vehículo, tarjetas de crédito u otros créditos de libre inversión. Estos tienen cuotas fijas y con fechas establecidas para su pago, este tipo de gastos son de obligatorio cumplimiento y con escasas posibilidades de negociarlos o reducirlos.

Adicionalmente le afectarán su historial crediticio que seguramente le será de gran ayuda para cualquier proyecto de inversión de largo o mediano plazo.

Por lo anterior recuerde siempre pagar primero estas obligaciones, evite cargos adicionales por mora, reportes en las centrales de riesgo. Si es necesario hable con el banco para mirar alternativas que le ayuden a lograr mes a mes su pago cumplidamente.

Gastos variables pero necesarios

Este grupo de gastos lo conforman todos aquellos que son necesarios para vivir, por ejemplo servicios públicos, transporte o combustible, alimentación y aseo. Estos a pesar de ser indispensables permiten su uso racional generando ahorros mensuales.

Todo ajuste por pequeño que sea en este tipo de gastos permite que el mes finalice con algún superávit.

Recuerde ser prudente en el uso del agua, utilice bombillas ahorradoras de luz y procure apagar las luces que no necesite en la noche.

También puede buscar productos de aseo o de alimentación de óptima calidad a mejor precio.

La idea es hacer uso adecuado y prudente de este tipo de gastos para que permitan que el presupuesto deje excedentes de liquidez a final del mes.

Gastos discrecionales

Estos gastos son los que realmente toca cortar por que no son indispensables, solamente piense en aquellas cosas que no aportan mucho para su calidad de vida.

Recuerde cada vez que compra algo y sólo lo usa una vez o adquiere algún lujo haciéndolo pasar por necesidad, no está tomando una decisión acertada.

Solamente recortando estos gastos es que usted lograra que la balanza se equilibre y que con el tiempo usted logre llegar a fin de mes y lo que es mejor a ahorrar.

Fuente: Cuadresubolsillo


About the Author

Asociación Colombiana de Seguridad



Comments are closed.

Back to Top ↑
  • SUBSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN

  • Facebook

  • Enlaces de Interés

  • ASOCIADOS

  • Twitter