banner_asociados2


Economía

Published on Octubre 24th, 2014 | by Asosec

0

Las cifras que convierten a Colombia en uno de los países donde más roban celulares

El sector judicial debe aparecer en el tema del robo de celulares. Nueve de cada 10 ladrones de celulares capturados en flagrancia quedan en libertad, según informes de la Fiscalía y la Policía.

En este punto no hay nadie procesado judicialmente por la manipulación o alteración tecnológica de un celular robado para que su IMEI no aparezca como bloqueado en la base de datos negativa, pese a que la Ley 1453 del 2011 consagra penas de prisión de 6 a 8 años para dicha maniobra. “Al 70% de los celulares que hay en Colombia se les puede cambiar el IMEI con un software que se baja gratis de internet. Al 30% restante se le debe ejecutar un proceso adicional con ayuda de aparatos que los delincuentes mismos fabrican, pero al final también es posible alterarles su identificación”, explica un experto técnico en telefonía celular consultado por El Tiempo.

Por otra parte, los integrantes de la industria de telefonía móvil aseguran que están cumpliendo su parte del trabajo, como lo es adelantar el reporte de los teléfonos robados para que sean incluidos en las bases de datos negativas y llevar a cabo campañas para incentivar la cultura de la denuncia. Así lo asegura Nancy Patricia Gutiérrez, presidenta de Asomóvil, agremiación conformada por Claro, Movistar y Tigo, que han invertido cerca de 60.000 millones de pesos en el diseño de estrategias para luchar contra el robo de celulares.

Mercado informal de partes

Otro punto que se debe atacar es el mercado informal de venta y reparación de telefonía celular. Se calcula que hay unos 10.000 locales en el país dedicados a dicho negocio, muchos bajo la sospecha de pertenecer a las estructuras del delito.

“Una pantalla original de un iPhone vale unos $450.000 pesos. Pero en el mercado hay sitios donde las cambian por 150.000 pesos. ¿De dónde salen esos repuestos?”, se pregunta el experto técnico.

Según sus cálculos, un celular robado es comprado al ladrón por un comerciante inescrupuloso, dependiendo del modelo, entre 50.000 y 300.000 pesos. “A ese celular, por partes, le pueden sacar hasta 600.000 pesos. Venden la pantalla, el micrófono, la cámara, la batería, los botones, la carcasa, todo eso como repuestos en el mercado informal”, explica.

350.926 celulares han sido robados este año

Recientemente el representante a la Cámara, Edward Rodríguez Rodríguez, pidió acciones concretas y eficaces en contra de la inseguridad ciudadana donde el robo de celulares y el atraco sigue disparado.

Según el legislador, y como lo publica El Espectador, un celular es hurtado cada minuto en la capital. Es tan grave el tema hasta el punto que se sospecha que las mafias comercian no solo con celulares de Bogotá, sino con celulares robados en otras partes del mundo.

Rodríguez se mostró preocupado por el bajo número de agentes que prestan el servicio de seguridad al señalar que de los 18.389 policías que operan en la ciudad solo 4.392 prestan seguridad en cada turno, lo cual implica que sólo hay 1 uniformado por cada 1.770 habitantes.

En lo que va corrido del año se han robado más de 350.926 celulares, una cifra que rebasa todos los límites y que muestra que la vigilancia y la operatividad de la policía en la ciudad, en lugar de mejorar se han reducido ante la oleada de atracos y robos callejeros, según Rodríguez.

Ventas de equipos celulares han disminuido

Según el estudio “Impacto desmonte cláusulas de permanencia”, los equipos en prepago, en promedio, costaban entre enero y julio de 2014 desde $189.000 hasta $1’913.795. En pospago, entre $8.000 y $1’600.000, con cargos fijos mensuales desde $30.000, dependiendo del plan, referencia y gama del equipo.

En el mismo período se vendieron alrededor de 26.000 equipos, “que representaron más de $6.000 millones. Se puede observar que entre los meses de enero a abril de 2014 el aporte al total de las ventas fue en promedio del 13%, en mayo se presentó un incremento al 19%”. Pero todo cambió para el mes de julio, cuando “el aporte disminuyó al 10%”. Y se presenta una conclusión: “Durante el mes de julio, con el desmonte de las cláusulas de permanencia, las ventas de los equipos disminuyeron 40% frente al mismo mes del año 2013 y 43% frente a junio del presente año”.

Fuente: Actualicese.


About the Author

Asociación Colombiana de Seguridad



Comments are closed.

Back to Top ↑
  • SUBSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN

  • Facebook

  • Enlaces de Interés

  • ASOCIADOS

  • Twitter